Blog 2020-11-17T10:15:03+00:00

El blog de #RdRcannabis

Anatomía de los canabinoides sintéticos (I)

Los canabinoides sintéticos son un conjunto de sustancias químicas que imitan los efectos del THC. En los últimos cincuenta años se han desarrollado centenares de estos compuestos, todos ellos con una estructura molecular parecida. El proceso de fabricación y preparación de estas sustancias es clandestino, a pesar de que es habitual que se vendan como “drogas legales”. Actualmente, no existe un método para determinar con precisión la concentración de cada lote porque no existen estándares de control de calidad, lo que conlleva que los riesgos asociados al consumo puedan ser elevados. Los medios de comunicación han abordado este fenómeno a través del sensacionalismo y la alarma, añadiendo confusión a un terreno que ya de por sí es incierto y cambiante.

Seguir llegint

Falsa creencia o realidad: ¿existe la sobredosis de cannabis?

Es probable que parte de la controversia sobre esta cuestión se origine a partir de una confusión terminológica. Así pues, primero que todo, hay que definir qué se entiende exactamente por “sobredosis”. Si se entiende que significa un conjunto de consecuencias adversas agudas en la salud a causa de tomar demasiado cannabis, pues sí que ocurre y, de hecho, la mayoría de las personas consumidoras la han experimentado alguna vez a lo largo de su trayectoria. Si se entiende una sobredosis como un episodio que puede acabar con el resultado de muerte por intoxicación, pues no, no es este el caso. Seguir llegint

Reducir el consumo

El consumo responsable es un concepto controvertido. La responsabilidad es un valor que parece que funciona como indicador de madurez. Y la madurez, en este sentido, está totalmente desvinculada de la edad. Se encuentra a muchachos bien maduros y adultos extremadamente pueriles. Esta realidad se puede extrapolar al mundo del consumo de sustancias psicoactivas. Seguir leyendo

¿Hablamos de la cannabis?

¿Por qué en un movimiento social como el cannábico, en el que se lucha por los derechos de las personas usuarias y sus libertades, es necesario hablar de género?

Seguir leyendo

El consumo de cannabis en el mundo laboral

Consumir cannabis es parte de la vida cotidiana de un porcentaje importante de la población. En Cataluña, unas dos cien mil personas lo consumen habitualmente. Las razones para consumir son muchas y muy diversas: relajarse, evadirse, obtener sus propiedades terapéuticas, inspirarse, entre otras. A veces, los hábitos de consumo acaban conllevando que el consumo de cannabis, y sus efectos, acompañen siempre al consumidor, es decir, fuma en casi todas las ocasiones y en casi todos los espacios sociales. Y por descontado, también en el trabajo. Fumar en el trabajo, más allá de ser un indicador de un consumo prolongado en el tiempo, puede conllevar distintos riesgos. Es obvio que no todos los trabajos son iguales y no todos los consumos se asocian a los mismos riesgos. Veámoslo.
Seguir leyendo

La ingesta de productos alimenticios con cannabis

Comida. Qué placer. Cómo nos gusta comer a la mayoría de nosotros. Comer es una necesidad básica para la supervivencia. Hemos de comer varias veces al día para mantenernos saludables. Y cómo no la cultura cannábica también ha hecho evolucionar la gastronomía cannábica. No en vano, en los estados de los Estados Unidos en los que el cannabis está legalizado existe una potente industria dedicada a la comercialización de productos alimenticios que contienen los principales psicoactivos del cannabis. Os haríais cruces de todos los productos ingeribles que contienen cannabis que se comercializan.
Seguir leyendo

Cannabis y leyes: Ignorantia juris non excusat

Existe un principio del derecho que indica que el desconocimiento de la ley no sirve de excusa. Traducido del latín, diríamos: “La ignorancia no exime del cumplimiento de la ley.” Esto, visto en positivo, nos dice que la información es vital para tomar decisiones acertadas.
Seguir leyendo

Cannabis y conducción: la polémica está servida

Es bien conocido que el tiempo de eliminación de los restos (metabolitos) de cannabis del cuerpo de la persona que lo ha consumido es mucho más lento que el de cualquier otra sustancia que pueda ser detectada en un control (alcohol, anfetaminas, benzodiacepinas, cocaína, MDMA, metanfetamina y opiáceos). Si el alcohol desaparece en pocas horas del cuerpo y los estimulantes tardan tres o cuatro días, en el caso del cannabis, hay persones que dan positivo hasta tres semanas después del último consumo.
Seguir leyendo